Piscinas de arena natural

Imagínate en una playa, con su orilla, sus zonas de inmersión, de natación… Y cómo te masajea y refresca una lluvia de burbujas que se eleva desde el fondo.

Imagínate una piscina completamente integrada en el paisaje que la rodea. Una piscina natural con agua cristalina que realza aún más tu jardín.